«Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Así que, si el hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.» Juan 8:32,36