“EL AMOR NO HACE MAL AL PRÓJIMO; ASÍ QUE EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY ES EL AMOR.”

Romanos 13:10

Amar al prójimo es deserarle su bienestar. La Biblia nos dice que nuestros frutos reflejan si el amor de Dios está en nosotros:

“Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Romanos 13:9

Es el amor lo que demuestra si somos discípulos de Jesús:

“En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” Juan 13:35

Y usted, ¿ya es discípulo del Señor Jesucristo? ¿Cómo lo está demostrando?