“Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”

Romanos 6:23

El castigo por su pecado fue la muerte física y espiritual. La fe es el medio por el que la obra salvadora de Cristo se aplica al individuo. La salvación viene a usted cuando deposita su confianza en la muerte de Cristo en la cruz como el pago completo por el pecado.

Si ha puesto su confianza en la muerte de Cristo en la cruz como el pago por su pecado, es un miembro eterno de la familia de Dios. Actuar como un hijo de Dios no le dio entrada, sino la sangre de Cristo, “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”, (Juan 1:12).

Cuando nace un hijo en la familia, nunca dejará de serlo por muy mal que se porte, sin embargo, será disciplinado. “PorqueJehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.” (Proverbios 3:12). Lo mismo pasa cuando somos hechos hijos de Dios. Ser miembro de la familia, es para siempre.